Feeds:
Entradas
Comentarios

Hace unas dos semanas atrás, volví a mi región de siempre, la cuenca del lago y río Yelcho. Esta zona es única en el país, sus bellísimos paisajes, sus interminables bosques, glaciares y por sobre todo la increíble pesca que tiene esta región, quizá única en el mundo. El tema aquí es como y con quién ir, no es fácil llegar, siempre ha habido pocos servicios y hoy aún son más escasos después de la erupción del volcan Chaiten, hoy es una región totalmente despoblada y aislada.

La pesca pude ver que esta como siempre su calidad desborda la imaginación, como siempre en él es posible pescar desde salmones Atlánticos, Chinooks, Cohos, salvelinos o truchas fontinalis, truchas arcoiris de mar (steelheads), arcoiris residentes, marrones de mar (anádromas o migratorias) y marrones  residentes de agua dulce.  Se puede pescar con todo tipo de moscas, desde las increíbles micro ninfas en droppers, secas muy pequeñas, imitaciones de terrestres, grandes insectos voladores, imitaciones de puyes, peladillas, pancoras, camarones etc…etc….de todo un cuanto hay, todo depende del lugar, para lo cual solo los guías que realmente tengan experiencia y conozcan el lugar serán capaces de descifrar donde, con que y cuando pescar. 

Vean en la foto una pequeña muestra de la trucha capturada por Luigi, un amigo italiano, que aunque no es experto pescador se las arreglo para sacar esa hermosa arcoiris de más de 5 kilos en el lago Yelcho. La trucha luchó muy fuerte, el tenía el freno casi cerrado y aun así saco backing, corrió varias veces ante la sorpresa de él, dio una fiera lucha, se trato como siempre de evitar lucha innecesaria para devolverla pronto al agua, aun así tomo casi 20 minutos traerla al bote para sacarle esta foto.   

A lo largo de nuestra historia guiando pescadores a la Patagonia hemos podido capturar muchas más como ésta, aún más, más grandes con increíble emoción, nos es grato entregar estas emociones y nuestra experiencia al servicio de nuestros clientes, y aún que no siempre es fácil nos damos a todos sin distinción.

En  casi todos los pescadores existe el pensamiento o la idea de que para pescar grandes truchas hay que viajar mucho, a lugares remotos muy inaccesibles donde pocos o esperando que ningún pescador llegue.  Bueno en la mayoría de los casos esto es bastante cierto, es necesario viajar mucho para capturar piezas grandes o bien entrar a lugares protegidos donde no puedan llegar los depredadores humanos que por lo general acceden fácilmente a lugares púlicos o donde se puede llegar caminando.

Aquí en Puerto Varas tenemos un río que a pocos kilómetros de la cuidad que tiene excelente pesca de marrones y a tan solo unos 4 kilómetros de ésta es posible pescar ejemplares que muchos ni soñaron pescar a tan corta distancia. Este es uno de los ríos que escapa a la lógica que les decía, si bien es cierto tiene lugares donde no se puede acceder fácil, hay otros donde se llega con bastante facilidad, sin embargo es posible capturar piezas de muy buen tamaño en todo a lo largo del río, nosotros vamos flotando y pescando muchos lugares que no se pueden acceder si no es en bote. Vean esta magnífica Marrón que fue capturada por Hugo.  Ese excelente día pescando con el y Claudia su esposa, estaba muy entretenido, y justo cuando les decía a los dos que el río daba maravillosas sorpresas le pica la trucha que pueden ver en la foto…eso fue muy divertido, justo en ese momento se confirmaron mis palabras, algo que no esperaba confirmar en el mismísimo momento en que las terminaba, fue emocionante y reconfortante ya que habíamos capturado al menos 15 truchas, algunas lindas de muy buen tamaño pero ningún trofeo hasta ese momento. Divino momento en que se me ocurre decir eso, un poco comprometedor y arriesgado ya que no siempre pasa lo que pasó.

Hugo apenas pico la trucha supo que era un bicho grande, corrió dos o tres veces con backing, la primera fue terrible, después de recién 10 minutos se dejo ver y la pudimos capturar, lo hicimos apurando la lucha para no cansarla mucho y poder recuperarla lo antes posible. Era un riesgo pero valió la pena ver como se fue recuperada sin novedades. Quizá en condiciones de lucha normal para evitar riesgos hubiera tomado al menos 15 a 20 minutos traerla, pero se trata de evitar sufrimientos innecesarios a las truchas para devolverlas sanas y salvas al agua.

Bueno amigos espero poder probar esto muchas veces más en mi vida, me da mucha satisfacción ver como se viven estos momentos, me llena el hecho de dar estas emociones a mis clientes, es por lo que pese a los duros momentos que puede pasar esta actividad, me sigue moviendo la vida para compartir esos excelentes instantes con amigos de todo el mundo.

A todos ha impresionado los resultados obtenidos por el seleccionador nacional y sus dirigidos, el único y auténtico señor Marcelo Bielsa. Si que está trascendiendo en nuestro medio, y bien se ve que una de las maneras de lograr impactar y estar de buena manera en la boca de todos, es por las acciones y por lo hecho.

Sin duda lo que impresiona son los resultados, pero también impresiona su visión de la vida, de como enfrentar las cosas, el profesionalismo sin límites, para él, su trabajo es algo que respeta en el máximo sentido de la palabra. No es sino éste el que brinda las satisfacciones que vienen por defecto, todo es añadidura si está la satisfacción de haber hecho el deber hasta donde más es posible, para elevar el resultado a la máxima expresión al saber que habrá sido un producto de la labor humildemente realizada y con respeto a todos.

Si tuvieramos más Marcelos Bielsas en todos los ámbitos, tendríamos quizá mucho más de que estar orgullosos, por que sin duda si los chilenos tuvieramos más respeto por lo que hacemos, y por quienes servimos, que flor de nación habríamos forjado. Imaginarme nada más que cada chileno hiciera su labor teniendo ese respeto por el deber y el hacer, de su responsabilidad, de sus deberes tanto como aman sus derechos. Como seríamos, vaya que diferencia habría. Asi es como por ejemplo los funcionarios publicos al igual que como velan por sus ingresos, lo cual me parece un derecho irrefutable, podrían tener la misma energía e interés en su labor,  afanar en ello, para lograr que su cometido sea el mejor.

Llevado lo anterior al ámbito de lo que nos apasiona a los pescadores, la pesca, quizá en Chile sería por lejos la mejor del mundo, ya que no hay países que tengan mejores condiciones para la el desarrollo de especies de agua dulce como es posible acá. Chile ostentó ser el país con mejor pesca de truchas del mundo hace tan solo 4 décadas atras. Hoy gracias a una pobre labor de protección, de investigación y mantenimiento aquello de la cima es solo un recuerdo.  Aún así, pese a todo, y en ésto está la demostración de las cualidades de nuestras aguas, aún tenemos una de las mejores pescas de truchas y salmones del mundo. Lamentablemente hay una gran diferencia entre ser el mejor y unos de los mejores. Y asi en miles de temas, ambientes y ámbitos que sostienen un déficit de gestión, un cúmulo de mala gestión por décadas y décadas.  Me da la impresión o más bien estoy casi seguro que nuestra sociedad ha ido cayendo por generaciones en el abismo de la mediocridad, un pozo del que no es fácil salir.  Si pensamos que 150 años atras eramos un pueblo que orgulloso se mostraba como la primera o segunda potencia del continente americano, saque sus conclusiones.

Bueno gracias a Dios, están pasando cosas que quizá nos hagan cambiar y podamos volver a pensar que se pueda estar más cerca de donde nos encontrabamos en las primeros años de nuestra nación. Estamos algo lejos de recobrar el sitial de hace un siglo y medio, lo que si, un cambio de mentalidad puede llevarnos a estar más cerca de ello, pero seguro nos haría sentirnos más orgullosos de lo que construimos.    

Felicito a la directiva del futbol chileno, por que además de dar satisfacciones deportivas hoy, se puede pensar en un futuro futbolístico más próspero aún, quien sabe cual sea el límite, pero más también, se agradece que esten traspasando las fronteras del deporte y espero que se contagie a la sociedad nacional, que el cuidadano chileno se contagie de este espíritu.

Pesca en Patagonia Norte Parte I

 Es Noviembre la temporada esta que abre,  el tiempo esta malo, pero no me preocupo demasiado en esta época el clima es cambiante y es normal, a veces mis clientes que muchos ya son amigos se preocupan, pero tranquilo les digo, esto cambia de un día a otro, y además siempre será mejor pescar con los ríos no muy bajos, las crecidas no extremas son siempre buenas para la pesca.  

Preparamos un programa con salidas a los ríos de la zona de Puerto Varas y el Estuario de Reloncaví.  Es una zona que tiene varios ríos y lagos pequeños que ofrecen pesca de truchas de alta calidad, tanto en cantidad como en tamaño de algunas de sus piezas. Los preparativos de comprar las cosas de comer aunque no parezca son atractivos, igualmente tienen su cuota de emoción ya que de solo pensar que iremos a disfrutar en los ríos es ya todo un tema,  uno se imagina el lugar, la escena, el ambiente,  la comida el vino después de las mañanas de pesca, la conversa y en fin muchas cosas y uno ve lo importante son los detalles para lograr que esto sea más que buena pesca, que se disfrute de las expediciones o excursiones en un marco integro, capturar la esencia de un  viaje como este.

 Luego de ver cada detalle de las comidas y equipos que necesitaremos en los viajes hacemos una lista de chequeo, cada ítem se revisa cuidadosamente, no queremos que nos falte algo en la mitad de nada. Estamos programando viajes en la zona que comprende entre Puerto Varas y el Estuario de Reloncavi, por casi una semana más o menos, visitaremos los mejores lugares de pesca de este tramo.

  2008-20094

 Llega Luigui y su esposa desde Argentina, los vamos a buscar a San Martin de los Andes donde hizo unos días de pesca en la zona. Un cliente que no conocemos, vamos muy expectantes de lo que vendrá, igualmente del viaje que hemos hecho muchas veces, ya sea para buscar personas o para viajar al sur, a la Patagonia chilena en la temporada de verano. Cuando finalmente llegamos nos presentamos, el es un Italiano muy simpático, bueno para hablar y cantar. Y ya hablando de lo que viene en el viaje, se nos viene la pesca en los ríos de la zona de Puerto Varas hasta Puelo. Es una extensa zona que recorremos en programas de una semana. Luciano esta excitado por las ganas de conocer la zona, había pescado solo en la Patagonia argentina y chilena en Coyhaique.

2008-2009-5-f

 Hablamos como son los ríos, y como le decimos a todos, los ríos de esta zona son extraordinarios en cuanto a paisajes, y la pesca es muy buena a comienzos de temporada, esta depende del nivel de agua de los ríos, lo que es una constante en todos los lugares que frecuentamos, ya que condiciona la subida de truchas desde los estuarios y deltas de los ríos costeros. En los ríos de montaña lo importante es que la temperatura no este muy baja, y los niveles de agua no estén demasiado altos, un nivel más elevado del promedio igual es bueno más arriba en ríos y lagos de pre-cordillera. Son tantas las opciones cuando están los ríos altos, hay muchos arroyos secretos de difícil acceso que igualmente tienen buena pesca, no se lo imaginan, el punto es que son de conocimiento de los guías locales, por eso existimos. Bueno, ya escribiré algo para referirme al por que somos necesarios para la preservación de los medios ambientes acuáticos continentales.  

   Ya instalados en Andes lodge hablábamos de la primera incursión de pesca, el río Puelo, ¿famoso no? No es lo que más hacemos pero igualmente hemos sido pioneros en las bajadas desde el lago Victoria. Es un río grande, pero, da muchas posibilidades para la mosca. Le explicaba que hacemos algo que no se había hecho antes, pescar y flotar el río desde su nacimiento el lago Victoria, nadie casi lo hace por el grado de dificultad de los rápidos en la zona posterior al lago, por ello mismo es poco pescada y la pesca es más productiva en truchas residentes. Durante la noche hablamos de lo interesante de esto, preparamos las moscas, ordenamos líderes, tippets, reels y líneas a usar. Nos vamos de una buena cena y vinos y a dormir soñando con el día siguiente.

 2008-2009-6-f

 Fuimos de pesca finalmente, la pesca estuvo genial al final del lago Victoria, pescando juncos truchas marrones muy bellas y vigorosas. Siempre con secas arriba, bichos grandes y Odonatas muy movidas. Aunque en ocasiones con floating hubo buenos piques con streamers derivando e incluso Tarántulas en recogida cerca de los palos, eso funcionó bien al inicio del tramo. Es un sector profundo en algunos sectores, pero en ocasiones incluso en el centro tiene bancos de arena y piedras  poco profundos, las arcoiris salían a tomar algunas streamers a media agua combinando deriva y recogida. Eran piques rápidos y violentos. Muy entretenidos, con la buena posición del bote se accedía a varios lugares de estos y de orilla llenos de palos, la corriente allí es fuerte y profunda en el inicio, pero se puede hacer muchos lanzamientos buenos con buenos piques.  En general lo que hacemos enseñar como pescar con mosca streamers cone heads derivando, en ciertos lugares es muchísimo mejor que la clásica recogida, la cual no es mala pero no es para todos los lugares. Luego seguimos con secas pescando los sectores más lentos del tramo, casi detenidos, pescamos los juncos más grandes casi puro con bichos grandes, sacamos dos marrones de unos 45 cms y una arcoiris más chica. Finalizando la pesca matinal culminamos con el almuerzo en una pequeña playa antes de los rápidos, y a descansar un rato disfrutando del bendito alimento, superb después de la mañana moviendo el esqueleto. Unas copas de vino vienen fantásticas, luego se admira el paisaje…que decir como se sienten mis visitas, cada vez que les veo sus caras me alegra mucho esos instantes.   

 2008-2009-9-f 

 Por la tarde después de haber almorzado, comenzamos la bajada de aguas rápidas del río Puelo, es un sector maravilloso, e imponente el cajón se estrecha mucho hasta quedar de  solo unos 15 a 20 metros en el comienzo del cajón. Viene el rápido llamado el “Salto”, Me imagino por que se llama así, decía Luigui, algo nervioso, pronto se relaja cuando le comento que hacemos esto y cosas mas complicadas también, ya que hemos acopiado bastante experiencia en aguas blancas. Si el caudal lo permite se puede evitar bajar este rápido y probar suerte pescando dos brazos del río que son muy buenos, a veces en estos esta la pesca del día cuando tiene el flujo que te permita pasar, son buenos tanto con secas como con ninfas. Ese día el río no venia alto, y tuvimos bajar por brazo principal del rápido a la izquierda. Pasamos sin apuros, algo entretenidos con las aguas movidas y luego vamos por el primer rápido a la derecha, algo más estrecho, nos permite pasar justo con un gran bump al salir, pero lo hacemos sin mayores problemas, pero accedemos a otros brazos muy buenos que casi nadie accede debido a que estos tramos del río solo es posible llegar con botes jet especializados, muy potenciados y manejados por guías expertos o bien bajándolo como lo hacemos nosotros. Es un lugar salvaje libre de civilización alguna, no hay vestigios humanos en un largo tramo. Ideal para el relajo, hay que estar allí para explicarlo.

 tarantula

Allí mirando los bosques y montañas circundantes pescamos de vadeo un par de brazos, ya habíamos cambiado a líneas de hundimiento (sink tips) ya que es zona apropiada para estas,  estas son aguas muy lindas para vadeo, por lo general salen arcoiris pero también no son raras las marrones que salen debajo algunos de los troncos que allí hay, muy violentas, persiguen algunos patrones de streamers como Muddlers, Sculpins, Bow river bugs, y algunos propios adaptados que las provocan a atacar con fuerza. Salieron varias y dos marrones muy lindas de entre unos 45 a 50 cms. Varias arcoiris de 40 cms.     

 

conehead 

 

Luego de un largo rato pescando allí, descansamos un ratito, buena conversa, una cerveza y seguimos flotando el río, hay más brazos, hacia abajo, más rápidos y más profundos que los anteriores, solo los flotamos y pescamos cerca de las orillas ya que estas son profundas y cortadas. Algo salio, dos arcoiris de 40 cms. Pero entretenidas por que pelearon mucho en la corriente que es aquí más fuerte.   

 trucha-fario1

Luego de pescar estos brazos seguimos bajando y pescando algunos muy buenos lugares que solo se acceden en botes para flotar, ya que hay que mantener, se puede pescar lugares plagados de palos, igualmente con sculpins, bow bugs entre otras, entre esos palos salieron dos preciosas truchas una marrón de unos 45 cms y otra arcoiris. Más abajo, y después de un rato flotando, accedemos a unos posones maravillosos, luego el río se hace más ancho, y forma un brazo casi muerto a la izquierda hay arcoiris comiendo arriba en la salida, cambiamos a línea de flote y vuelta a las secas, esta vez más pequeñas que las grandes odonatas y super bichos, por la hora preferimos caddies del 14, e estimuladoras no muy grandes, tamaño 8 y 10 a lo más, y algunas Adams parachute grandes tipo 14 o 12. Pesca a trucha vista, es muy interesante este tipo de pesca.  Sacamos truchas arcoiris de 45 a 50 cms de esta manera, no muchas unas tres o cuatro, pero es muy gratificante sacarlas así. Otro descanso con comentarios, un café a los tres cuartos de la tarde…. Y seguimos.

 2008-2009-48-f 

Río abajo volvemos a la línea de hundimiento tipo sink tip, pescamos la salida de una correntada muy conocida como el Basilio, fuerte muy productiva con tres arcoiris muy bonitas de buen tamaño, sacamos una incluso de unos 65 cms. Muy linda peleó mucho en la corriente.

 Luego seguimos pescando algunos runs, los menos profundos que están río abajo, seguimos sacando truchas arcoiris, que ya en esta parte dominan el río. Los runs de este río se pescan muy  bien con mosca streamer locales cone-heads oscuras derivando con el bote. En ocasiones deriva de ninfas grandes antes de las corrientes de vadeo resulta también muy apropiado. Seguimos sacando unas pocas truchas más con moscas leeches o zonkers en el Mañio otra corriente que esta más abajo,  luego antes de irnos  enfilamos hacia la derecha para pescar un brazo que no estuvo mal, sacamos un par de arcoiris más no grandes pero peleadoras. Ya no teníamos tiempo de pasar a un brazo cerrado del río, el que esta lleno de juncos y donde suelen salir muy buenos ejemplares de con secas. Pero ya habíamos hecho un buena pesca y al atardecer nos quedaba relajarse, flotar  y comentar el día con una cerveza en mano. 

 Solo les puedo decir que este es un durísimo trabajo, es para pocos, lo digo con toda honestidad, pero los que lo podemos sobrellevarlo, no se gana mucho dinero, y para nosotros, lo vemos como un estilo de vida. En cada viaje hay recuerdos, una experiencia que los clientes recuerdan con alegría, esto hace  que de más sentido a lo que hace cada uno en la vida,  al final todos buscamos tener más días de nuestras vidas que recordar… ¿o no?

 En adelante vendrán las partes de los restantes días de los 5 días de pesca para ilustrar o tratar los días de esta expedición por los ríos de la zona.

Por :  Francisco Castaño

A todos los amigos Pescadores de Mosca les quiero ayudar a perfeccionarse en este arte-ciencia aportando con otro granito de arena para ir completando el puzzle de técnicas y conocimientos que se pueden adquirir con los años pescando, leyendo e intercambiando información con otros compañeros. Una de las cosas que generalmente pasan por alto la mayoría de los pescadores es tener en cuenta la importancia que tiene el observar a las truchas en algunos ríos o lugares. Cabe destacar que no en todos los lugares esto funciona, lo que dependerá entre otras cosas de la profundidad y velocidad del curso de agua. La idea de ésto es tratar de ubicar donde hay más concentración de truchas, observar si están alimentándose, y si lo están haciendo, a que profundidad y que podrían estar comiendo. Obviamente esto requiere de complementarse con una pasada por las orillas estudiando que comida hay en más abundancia en ese momento, que probablemente podría ser lo que los peces están ingiriendo. Pero este artículo no tiene por finalidad entrar en detalle de las posibles estrategias de pesca, lo que pretende es entregar algunos consejos para facilitar la observación de las truchas en ríos pequeños o medianos.
Normalmente a los pescadores novicios les sería muy difícil poder ver a una trucha, esto se debe a que no han entrenado su vista lo suficiente para tener alguna chance de detectar alguna nadando al fondo o en la corriente. A su vez y no me sorprende esto, pese a estar habituados a observar los ríos y su fondo, veo que esta tendencia o situación se da igualmente en los pescadores medianos e incluso avanzados, y no pocos expertos. Como dije no es una sorpresa, y esto es debido a que esta práctica no es fácil y a veces puede ser frustrante en un inicio. Lograr ver truchas requiere de práctica y de entrenar la vista, ya que no se logra tener esta habilidad de la noche a la mañana.
Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de intentar ubicar a un pez tan desconfiado y astuto como las truchas es que ellas no quieren ser vistas. Por ello tratarán siempre de ubicarse en algún lugar donde se sientan protegidas. En aquellos casos en que ellas están inactivas, será por lo mismo muy difícil ver una, prefieren en la mayoría de las veces estar protegidas debajo de un tronco, o una cavidad de una gran roca o bien a una profundidad en la que estén seguras no será posible verlas. Poder ver una trucha en estas circunstancias es realmente una suerte.
Por el contrario, verlas u observarlas cuando ellas están activas comiendo en la superficie es lo más fácil y factible para la mayoría. Ellas cada vez que suben mueven agua, en muchas ocasiones incluso muestran su cuerpo al momento de estar tomando insectos sub-acuáticos, cuando estos ya han emergido desde la profundidad alcanzando a volar unos segundos.
Pero existe otra posibilidad de verlas, ¿que ocurre cuando las truchas están activas comiendo debajo de la superficie? Podría pensarse que si no se ven no están activas…o comiendo. Bueno aquí es cuando cobra importancia saber observarlas. Resulta que en un altísimo porcentaje de veces ocurre precisamente esto. Una buena observación nos puede ayudar a darnos cuenta si en un determinado lugar o momento podremos o no capturar alguna con imitaciones de insectos que existan en el sector. Les daré algunos concejos para aprender esto.
Las truchas al igual que muchos peces gracias a su evolución a través de miles de años no refractan luz en su parte superior, que es por lo general más oscura que el resto de su cuerpo. El lomo de ellas es oscuro, no refleja luz y es incluso en muchos casos prácticamente de igual colorido o matices que los del fondo. La razón es que es justo esa parte del cuerpo la que pueden ver sus depredadores terrestres o voladores.


Entonces, no se puede pretender verlas muy claramente, son sombras, manchas que se mueven, no confundir con rocas..! eso es muy común en los primeros momentos cuando se está aprendiendo esto. Lo más difícil es lograr identificar donde hay una, luego que se logró esto, será ya mucho más fácil seguirla e incluso observar a otras si las hay. Uno ha debe tener en cuenta sus formas, las sombras o manchas que uno logre detectar deben tener la forma de sus cuerpos, suelen moverse levemente de manera lateral. Una vez que uno ya detectó algo, a veces las bocas son gran ayuda para aseverar la existencia de una de ellas, sobre todo en las truchas de mayor tamaño, y más aún, entre estas grandes destacan los machos ya que en todas las especies de truchas tienen la boca más grande….estas se ven por una línea más clara al lado interior de los bordes de sus bocas.
Las colas también son muy importantes, si tiene una mancha que sospecha es una de ellas a veces se las puede definitivamente detectar por el movimiento y forma de sus colas. Dependiendo de las truchas estas suelen verse más oscuras o más claras, rara vez se ven del mismo color que el resto del cuerpo. Esto se debe más al hecho del movimiento que de la diferencia de matiz con el cuerpo.


Bueno amigos, si no logran verlas en muchas salidas no se desanimen, es normal…solo hay que perseverar y mucho. Importante es usar por supuesto anteojos de sol polarizados, así tendrán más chance a la hora de comenzar este reto que es descubrir donde están nuestras esquivas amigas. Para practicar pueden intentar descubrir si hay truchas en la fotos de esta publicación.

Por: Francisco Castaño
Mas Fotos maximizadas y Video en :
Se han preguntado por que hay años en que la pesca en un lugar cualquiera parece de otro planeta, y de pronto hay años en que el mismo lugar definitivamente tiene una pesca complicada o mala durante toda la temporada. Por lo general y para muchos eso queda para la anécdota y seguirán siendo un misterio que igualmente es un atractivo que hace que la pesca tenga una pimienta especial. Pero también hay quienes necesitan, como es mi caso tener gran cantidad de información y saber interpretarla, u otros que les interesa encontrar explicaciones, por que disfrutan con el aprendizaje logrado por medio de la experiencia o el conocimiento empírico junto con teorías y lecturas. Si le interesa el tema pueden leer estas líneas que pueden ayudar entender un poco más sobre los cambios.

Hablando de las variaciones de la pesca, para mi existen dos tipos de cambios, los primeros tienen relación con cambios dentro de la misma estación que son producto de cambios en el tiempo, ya sea presión atmosférica, cantidad de agua arrastrada por precipitaciones recientes, sol, luminosidad, calor, nubes, viento, también migraciones, entre otros factores como las lunas, que en la pesca de truchas algo dice pero mucho menos que las condiciones atmosféricas o climáticas. Bueno estos determinan el comportamiento de la pesca en un horizonte de a lo más una semana o días, por lo que son muy difíciles o imposibles de descubrir meses o semanas antes, pero en el momento que estamos armando la cañas ya algo sabemos de como afectará a la pesca. Y ya tendremos una intuición, que en el caso de algunos pescadores más expertos sería más que un presentimiento una sospecha con base de cómo serán las cosas, aunque lo bueno de esto es que no es imposible tener algún grado de sorpresa.

Bueno, existen un segundo tipo de variaciones que a mí al menos me permiten definir como se comportará la pesca dentro de unos meses, y esto ayuda para definir en con un buen grado de certeza cuales serán las mejores zonas de pesca. Estas son las variaciones que definen como se darán las variables de flujo de agua y temperatura del agua que imperarán en la estación de pesca. Un año frío en donde además se acumule bastante nieve es ideal para la pesca ya que por lo general, según mi experiencia son aquellos años que ésta es buena en la mayoría de los lugares. La cantidad de nieve que se acumule en la media y alta montaña es la que asegura el flujo constante de agua para el verano, es la que permite que el flujo de agua mantenga además una buena temperatura y oxigenación adecuada durante todo el periodo estival, una velocidad de corriente ni muy alta, ni muy baja, generando las condiciones para desarrollo de la entomo-fauna favoreciendo en comparación con otras especialmente los plecópteros que son más exigentes en oxigenación y pureza del agua, pequeños artrópodos de agua dulce como camarones de río y Pancoritras. Un año pobre en nieve es un año en que la pesca requiere de tener un mejor conocimiento de los hábitos de las truchas, de saber para donde migran o se mueven cuando hay poca agua. Una temperatura alta en los ríos es negativa para el hábitat de las truchas, se sabe que esta exige un nivel de oxigenación del agua más alto comparado a otras especies como el Pejerrey, las Perca-truchas o las Carpas. Una alta temperatura del agua puede ser consecuencia de un pobre flujo de agua en los ríos, el ascenso en la misma provoca que los ríos y lagunas tiendan a una perdida de oxigenación, mientras más alta la temperatura más baja es la oxigenación, la alta temperatura a su vez favorece la aparición de pequeños cuerpos de algas, micro algas, hongos, bacterias, a su vez cualquier pequeña contaminación del agua en estas condiciones genera más eutroficación, que es la proliferación en exceso de estos micro organismos Estos proliferan con las condiciones favorables de temperatura y a su vez por que en menos cantidad de agua existente se da una mayor concentración de los mismos. El eco-sistema que sustenta la existencia de poblaciones de truchas puede verse desequilibrado y dañado. Con años más secos e inviernos menos fríos las truchas podrían tener una vida más difícil y sin duda deberán tener un proceso de adaptación

En Chile tenemos una tradición de pesca de truchas de poco más de un siglo, de los cuales en los últimos 20 a 30 años se ha desarrollado la actividad de la pesca con mosca de este maravilloso espécimen acuático, considerado por muchos un clásico además de ser unos de los que más lucha y entretenimiento nos entrega, sobre todo a los mosqueros quienes nos involucramos hasta el punto de tratar de descifrar sus patrones de comportamiento que son por supuesto muy difíciles de interpretar incluso para un pescador experto.

A toda esta complejidad, que es lo que atrae tanto o más que la captura y la lucha. Ahora se le agregan las nuevas interrogantes, ¿Qué pasará con esta especie en un mundo que esta cambiando?

¿que pasa con el fenómeno invernadero? Este fenómeno es algo que es muy difícil que podamos cambiar al menos en el corto y mediano plazo, es un hecho que los veranos son cada vez más secos y calurosos, que los inviernos son menos lluviosos y menos fríos. ¿Qué pasará con las truchas en Chile? ¿Serán más anádromas o migratorias? ¿como se adaptarán? ¿Qué patrones de comportamiento tendrán?

Como en nuestro país no hay estudios, ni de esto, ni de muchas cosas, “por que no hay recursos”, hemos de tener que tratar cada uno de hacer alguna proyección y ver como podemos planificar nuestras salidas de pesca para seguir teniendo éxito, sin duda seguirán existiendo lugares excepcionales y de excelente pesca por al menos unas décadas más, pero es innegable que cada año será más difícil el reto de interpretar cuando y donde ir a pescar. Los pescadores tendremos una adaptación, deberemos ser más perceptivos a estos cambios.

Y que decir que OJALA podamos llegar a tener estudios que ayuden a determinar como proteger el medio ambiente y hábitat de las especies que nos interesan. Con las condiciones actuales es más importante aun, hoy tenemos mayor densidad de población que hace décadas atrás, más contaminación, más presión de pesca, menos interés en nuestras autoridades y los políticos, y un irrefutable cambio climático. Pero no pierdo las esperanzas que se despertará la unión de mucha gente para despertar la voluntad de autoridades y políticos, evento que no ha ocurrido, pero bueno la esperanza es lo último de que ha de perder. Por el momento bien ayuda “PESCAR Y SOLTAR”, aunque lo he citado y explicado en otros textos, no es todo lo que hay que hacer, pero es lo que se puede hacer por ahora para los que actúan con conciencia y un buen sentido común.

 

Por: Francisco Castaño

Es una buena cosa que cada día exista más pescadores que aunque desorganizados y poco involucrados sienten algún interés en el futuro de las truchas en Chile, futuro que por cierto sería algo difícil de pronosticar de aquí a algunas décadas más, esto último trataré de explicarlo de manera sencilla y no tan técnica para el mayor entendimiento de todos.
Se discute mucho sobre si la pesca con devolución ayuda o no a proteger a las truchas, yo en lo personal pienso que aunque es solo parte de lo que se necesita hacer es efectivamente muy útil para ayudar a la preservación de éstas. Existen como en todo detractores que no están de acuerdo y pensarán que devolver los peces al agua no presta ninguna utilidad. Bueno ideas pueden haber de todo tipo gustos y hasta las más insólitas.
Ahora, si bien pienso que la pesca con devolución es muy beneficiosa, también pienso que no es suficiente o no es TODO lo que se debería hacerse si se quiere o pretende mantener, o mejor aún mejorar la calidad de la pesca de aguas continentales en nuestro país. Así es, para ello se debe pensar en los cursos y lagos de agua dulce de manera sistémica, por que eso son, sistemas hidro-biológicos donde existe una casi infinita gama de interacciones entre organismos vivos e inertes que lo componen, los que finalmente sustentan o permiten que vivan en el especies de interés deportivo como son nuestras vapuleadas amigas. Me llama la atención que hasta ahora no he escuchado de la necesidad de proteger todas las especies que habitan los cursos y espejos de agua dulce del país.

    

Retomando el concepto de sistema, pienso que lo que habría que hacer es proteger con la misma energía que las truchas a las especies que son alimento de las mismas. A su vez las especies que alimentan a las truchas también tienen alimento al que también hay que proteger. Por ejemplo, existe una especie de gran valor para las truchas en el sur de Chile como es la Peladilla que ha sido muy mermada por el consumo humano luego de décadas de extracción, también por la contaminación y el desequilibrio causado por escapes de especies no deseables desde la industria salmonera, las que mermaron aún mas dramáticamente esta especie. Volviendo al ejemplo, las Peladillas comen todo tipo de organismos vivos que le aporten proteínas, tales como insectos sub-acuáticos, pequeños adultos alados de tricópteros o efemerópteros, etc…si se contamina y ello causa efectos en su alimento y por consiguiente a su especie, finalmente se rompe la cadena.   


En los ríos de sur de Chile podemos encontrar dentro de esta compleja cadena entre otras las siguientes especies, comenzando por los insectos sub-acuáticos encontramos las familias de Efemerópteros, Plecópteros, Tricópteras, Dípteros y Odonatos. Insectos terrestres como el saltamontes (orthoópteras) , hormigas (himenópteros) , diferentes gusanos tales como larvas de insectos, lombrices de tierra (anélidos), etc…Los Arthropodos de la clase crustacea de agua dulce tales como Pancoras y Camarones, y por último especies de peces menores tales como Peladillas, Pejerrey, Puyes y Bagres. También son importantes los alevines de Perca-truchas y de otras especies de truchas e incluso de sus propias pares debido a que ellas presentan canibalismo. Como ven esta cadena es bastante más compleja que lo que la mayoría piensa.
En general, con excepciones por supuesto, pienso que la mayoría de los ríos y lagos del país tienen hoy un stock de todas las especies mencionadas muy inferior a un pasado no muy lejano. Razones hay varias, pero dos son las más importantes y se deben a la acción del hombre, excesiva presión de pesca y extracción, y la más importante, la contaminación en aumento, esta incluye a la del sector acuícola salmonero e industrial en el sur de Chile.
Todas las acciones humanas han provocado un deterioro de la biomasa de organismos vivos ya sea flora y fauna sub-acuática, influyen ciertamente en la calidad y cantidad de truchas que puede sustentar un lugar. Es entonces algo imposible pensar, que solo con hacer pesca con devolución un lugar podría volver a recuperarse para ser nuevamente como antaño hace 40 o 50 años atrás. Por esos años los ríos y lagos chilenos tenían muchas truchas y de una talla promedio que hoy sería imposible de imaginar, pero de igual manera otra gran diferencia con hoy día, es que había gran cantidad de alimento para ellas, sustento que les permitía crecer en grandes tallas.
Es indispensable si realmente se desea restaurar la pesca de truchas de sus inicios en Chile, recuperar la población de toda la gama de peces nativos y de crustáceos de agua dulce. La solución no es fácil, tampoco hoy tengo claro si es técnicamente posible hacerlo, pero creo primero se debe urgentemente disminuir la contaminación de los cursos de agua dulce continentales. Luego, lo que se podría hacer es repoblar ríos y lagos de algunas de estas especies nativas, tales como Peladilla Puyes o Pejerreyes, las que sea técnicamente posibles de cultivar. Luego de eso creo que algún día podremos soñar con una pesca que podría acercarse a la de 5 décadas atrás, aunque en lo personal creo que nunca se volverá a dar algo similar. Pero lo que sea que se pueda hacer tiene que ir de la mano de una legislación ambiental más estricta y mejores mecanismos de control de ellas.
Por otra parte pienso que técnicamente todo o casi todo es posible de realizar, la pregunta que cabe hacerse, ¿habrá en Chile la voluntad de todos para luchar por ésto? Hoy en día, y es mi experiencia personal, hay muy pocos que luchan por estos valores, ellos están muy solitarios en una lucha contra molinos de viento. También cabe preguntarse…¿habrá voluntad política para hacerlo? Difícil mientras sean solo un puñado de personas que se la juegan. Se que no es fácil unir a nosotros los chilenos en torno a algo, pero si no se hace algo pronto, la pesca de grandes y bonitas truchas cada vez más será un recuerdo guardado en archivos fotográficos de libros, revistas y compilados de pescadores.

 

    

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.